Como alabar biblicamente a Dios

Si la alabanza es lo fundamental y lo primordial para nuestra vida de fe entonces ¿como hacemos para que esto sea una realidad en nuestra vida?, es decir ¿cómo alabamos al Señor?…aparte de cantar ¿qué más hacemos?

Durante todo este tiempo les he enseñado sobre la importancia de la alabanza, y sobre el poder que hay en la alabanza…pero el pueblo necesita saber…como alabar a su señor.

Leer el Salmo 89:15-17:

Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro. En tu nombre se alegrará todo el día, y en tu justicia será enaltecido. Porque tú eres la gloria de su potencia, y por tu buena voluntad acrecentarás nuestro poder

Esta Palabra es poderosas ¿verdad?

Entonces vayamos directamente al grano.

La alabanza Bíblica involucra el uso de nuestra boca, nuestras manos, nuestros pies, y todo nuestro ser, veamos:

1) La boca

a)    Alabanza audible.- Mediante confesiones y declaraciones de alabanza:

Salmo 34:1 “Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en MI BOCA”

Salmo 40:16 “Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan, y DIGAN SIEMPRE los que aman tu nombre: Jehová será enaltecido”

Salmo 42:4 “Me acuerdo de estas cosas, y derramo mi alma dentro de mi; de cómo yo fui con la multitud, y la conduje hasta la casa de Dios, entre voces de alegría y de alabanza del pueblo en fiesta”.

Salmo 66:8 “Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, y haced oír la voz de su alabanza”

b)   Cánticos:

Salmo 47:6-7 “Cantad a Dios cantad, cantad a nuestro Rey, cantad; Porque Dios es el Rey de toda la tierra; cantad con inteligencia”

Salmo 59:16-17 “Pero yo cantaré de tu poder, y alabaré de mañana tu misericordia; porque has sido mi amparo, y refugio en el día de mi angustia. Fortaleza mía a ti cantaré; porque eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia”.

Salmo 68:4(a) “Cantad a Dios, cantad salmos a su nombre; exaltad al que cabalga sobre los cielos”

Salmo 100:1 “Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra”.

Salmo 104:33-34 “A Jehová cantaré en mi vida; a mi Dios cantaré salmos mientras viva. Dulce será mi meditación en él; yo me regocijaré en Jehová”.

c)    Aclamaciones.- Gritos de admiración y de júbilo:

Salmo 5:11 “Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre”.

Salmo 47:1 “Pueblos todos, batid las manos; aclamad a Dios con voz de júbilo”.

Salmo 66: 1-3 “Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra. Cantad la gloria de su nombre; poned gloria en su alabanza. Decid a Dios: ¡Cuán asombrosas son tus obras!”

Salmo 95:1 “Venid aclamemos alegremente a Jehová; cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación”.

2) Las manos

a)  La acción de alzar las manos:

Salmo 63:4 “Así te bendeciré en mi vida; en tu nombre alzaré mis manos”

Salmo 134:2 “Alzad vuestras manos al santuario, y bendecid a Jehová”

1 Timoteo 2:8 “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda”.

El alzar las manos en alabanza, significa rendición incondicional.

b)   La acción de aplaudir (batir y palmotear las manos en señal de aprobación, de elogio y de celebración:

Salmo 47:1 “Pueblos todos, batid las manos; aclamad a Dios con voz de júbilo”.

Salmo 98:4 “Cantad alegres a Jehová, toda la tierra; levantad la voz, y aplaudid, y cantad salmos”.

c)  La acción de tocar instrumentos:

Salmo 33:2-3 “Aclamad a Jehová con arpa; cantadle con salterio y decacordio. Cantadle cántico nuevo; hacedlo bien, tañendo con júbilo”.

Salmo 98: 5 “Cantad salmos a Jehová con arpa; con arpa y voz de cántico”.

Salmo 150:1-6 (Exhortación a alabar a Dios con instrumentos de música).

3) Los pies

a) La acción de pararse (actitud vigilante y señal de respeto) 

1 Reyes 8:14 “Y volviendo el rey su rostro, bendijo a toda la congregación de Israel; y toda la congregación de Israel estaba de pie”.

Ezequiel 2:1-2 “Me dijo: Hijo de hombre, ponte sobre tus pies, y hablaré contigo. Y luego que me habló entró el Espíritu en mí y me afirmó sobre mis pies, y oí al que me hablaba”.

b) La acción de danzar (es una forma de alabar a Dios) cada vez que danzo, mi gozo se aumenta.

La danza es una bella manera de alabar a Dios en una forma más completa o integral, pues involucra el alma y el cuerpo.

La danza es una serie de movimientos cadenciosos o rítmicos del cuerpo, llevados a efecto por la motivación exterior de la música o el canto, pero la motivación interior, que es la más importante es la de alabar a Dios.

2 Samuel 6:14-15 “Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino. Así David y toda la casa de Israel conducían el arca de Jehová con júbilo y sonido de trompeta”.

Salmo 30:11-12 “Has cambiado mi lamento en baile; desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría. Por tanto a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre”.

Salmo 149:2-3 “Alégrese Israel en su hacedor; los hijos de Sión se gocen en su Rey. Alaben su nombre con danza; con pandero y arpa a él canten”.

Salmo 150:4 “Alabadle con pandero y danza”.

Consideremos también la siguiente expresión corporal:

Salmo 68:3 “Más los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios, y saltarán de alegría”.

Como hemos visto todas estas formas de alabanza son Bíblicas, es decir fueron inspiradas por Dios (2 Timoteo 3:16)…estas son las maneras y las formas correctas como Dios quiere que le alabemos… ¿qué es lo que El espera de nosotros?: OBEDIENCIA.

Es más según la Biblia Dios da por sentado y por descontado que nosotros seremos hacedores de su Palabra en cuanto a la alabanza…leamos Isaías 43:21 “Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará”;

1 Pedro 2:9 “Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, PARA QUE  ANUNCIEIS las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”

Dios espera de su pueblo…de nosotros que proclamemos y anunciemos su alabanza en todo tiempo, bajo toda circunstancia, que vivamos en alabanza…y El ha prometido honrar nuestra fe, y nuestra obediencia…y visitar nuestra alabanza y establecer su trono  en medio nuestro  y hacer real su victoria para nuestras vidas… AMEN

¿Cuántos quieren vivir esta realidad espiritual hoy?

Entonces alaba al Señor con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas…usa tus labios, tus manos, tus pies y alaba a tu Dios con todo tu ser.

¡AMEN!

Ps. Edgar Díaz

1 Comentarios
19/06/11 10:13

Radhames

Excelente artículo sobre la alabanza a Dios! bíblicamente bien desarrollado! Gracias.

Déjanos un Comentario